lunes, 16 de julio de 2007

diferencias entre write y word

la documentación de OpenOffice.org tiene una larga historia (no olvidemos que procede de la suite ofimática Star Office). Consecuentemente, los desarrolladores de este programa tenían libertad para incluir las herramientas que consideraran mejores o más necesarias. Esta libertad de desarrollo continúa dando ventajas a Writer sobre sus otros competidores como Word.

Otra de las ventajas de OpenOffice es que sus documentos respetan el estándar industrial OASIS [oasis-open.org], lo cual nos asegura que son efectivamente documentos y no cajas negras solo descifrables por el vendedor de turno. Por cierto, Microsoft Office no es ningún estándar, es simplemente un software excelente que ha ganado el 90% del mercado por mérito propio, algunos a eso le llaman "estándar de facto" pero esa definición es una paradoja en sí misma.


Estilos

Los estilos permiten que los usuarios definan formatos que después puedan ser aplicados a bloques de texto múltiples. Como la mayoría de los procesadores de textos, Writer y Word tienen estilos de párrafo y de carácter. Sin embargo, Writer permite constantemente un mayor control sobre los mismos, aunque Word incluye en su diálogo una asignación del teclado para cada estilo determinado, algo que en Writer requiere abrir un segundo diálogo después de definir el estilo. Por otra parte, Writer amplía el concepto de estilos a los marcos, a las listas, y a los estilos de página, especialmente útiles para diseñadores.

En sus últimas versiones, ambos programas utilizan una ventana flotante de estilos que permiten ajustar los formatos desde la misma. En Word es una nueva característica, posiblemente incluida por la influencia de Writer que la tiene hace tiempo.

Por todo ello, y algunas ventajas más, en esta categoría resulta vencedor Writer.

Plantillas

Las plantillas son documentos insertados en el programa para poder construir fácilmente otros documentos sobre ellas. Es una idea para ganar tiempo que en Word no da buenos resultados. Tal vez por que en un mismo documento podemos abrir distintas plantillas, algo que no ocurre en Writer, ya que sólo se puede cargar una plantilla en un mismo documento. Este problema de Word es ya viejo y, sin embargo, no se ha hecho nada por remediarlo.

En este apartado también gana Writer.

Marcadores

Para resaltar los contornos del documento, Word utiliza la función de "contorno", mientras que Writer utiliza una ventana flotante llamada Navegador, que permite saltar a diferentes fragmentos del documento, así como insertar diferentes párrafos desde el propio documento, otros documentos abiertos o administrar documentos maestros. Sin embargo, esta función múltiple hace que sea menos flexible que la función de contorno de Word.

En este apartado gana Word.

Numeración y Viñetas

Aunque las listas numeradas son algo más estables en Word 2003 que en versiones anteriores, el cambio de atributos o la jerarquización de distintas listas puede corromper rápidamente la enumeración. Writer elude este problema agregando todos los números o viñetas dentro de un mismo campo. Con las viñetas y/o los números guardados con seguridad, los parámetros de la lista se pueden cambiar con pocos problemas. Writer asimismo ofrece algunas otras ventajas con respecto a Word en esta categoría.

Writer es mejor también en este apartado.

Tablas

En anteriores versiones, las tablas generadas en Writer tenían dos destacados inconvenientes: No permitían que las filas se dividieran a través de una página o de una columna, y no podían ser jerarquizadas. Aunque estas desventajas se se han corregido en la versión 2.0, todavía no alcanzan el nivel de manejabilidad de las tablas generadas por Word.

Parece que en este apartado es mejor Word.

Encabezados y Pies de Página

En Word, el uso de los Encabezados y Pies de Página resulta algo complicado, dado que por un lado no son visibles sino a través de una ventana flotante y además, por otro lado, es algo farragoso cambiar los encabezados o pies de página de las páginas derechas a las páginas izquierdas. En Writer son visibles y manejables desde el documento y se les pueden aplicar sin más las mismas herramientas que al texto del documento. Además incluyen bordes, fondos y sombras.

En esta categoría también nos quedamos con Writer.

Índices y Tablas de Contenido

Tanto en Writer como en Word, los usuarios pueden crear Índices o diversas Tablas de Contenido. Sin embargo el procesador de textos de Sun Microsystems incluye más opciones que el de Microsoft. Asimismo, como en otras de las categorías que estamos considerando, Writer ofrece más posibilidades de diseño que Word.

Writer nuevamente es el vencedor.

Referencias cruzadas

A diferencia de las referencias cruzadas de Word, Writer no puede construir un documento seleccionando estilos específicos, tales como estilos de título o subtítulos., dado que si lo hacemos así se confunden los marcadores que inscribamos en el texto. Aunque, también es cierto que ni uno no otro acaban de manejar bien esta característica de referencias cruzadas, la única posibilidad es introducirlas en la función de Texto Automático o de autocorrección, en el caso de Writer.

En esta categoría debemos reconocer ganador a Word.

Texto automático

Es una función que podemos activar o desactivar a voluntad, pero que en Word resulta quizás un poco agobiante pues sugiere a veces palabras alejadas del contexto en el que trabajamos. Aunque en Writer también puede resultar lo mismo cuando tenemos archivados muchos documentos de temas diferentes.

En este apartado podemos dar como ganador a Writer, aunque sólo sea por defecto.

Documentos maestros

Los documentos maestros son documentos de Archivo que nos permiten trabajar con archivos más pequeños y más manejables. Después podemos compaginarlos en el documento principal para su publicación. Esta función es muy útil, sobre todo, en documentos muy extensos.
Sin embargo, la aplicación en Word de esta función puede corromper el documento con códigos ocultos de difícil localización que a la larga hacen el documento inútil. Sin embargo con Writer se puede utilizar esta función en documentos de más de 500 páginas sin ningún problema, aunque con un pequeño retraso en la visualización debido a la limitación de memoria del sistema.

Aquí también es vencedor Writer.

Herramientas de dibujo

En la próxima versión 2.0, Writer tiene una barra de dibujo que parece una copia cercana de la que incorpora Word 2003. Tanto es así que la función Fontworks de Writer todavía está disponible, pero ahora los usuarios tienen que saber que existe y buscarla antes de poder utilizarla. Las herramientas de dibujo en ambos programas son adecuadas para realizar gráficos simples. Sin embargo, Word se beneficia de la disponibilidad de Visio como parte de su Suite Ofimática, mientras que Writer ofrece una opción mejor de las herramientas generales para gráficos.

En este apartado es difícil decantarse por uno u otro, así que lo dejamos en empate.

Características particulares

Word tiene varias herramientas propias que Writer no incorpora todavía. La mayoría de éstos están en el Menú de Herramientas. Para la investigación podemos combinar un Tesauro con referencias a otras bases de datos tales como Microsoft Encarta, mientras que para la traducción podemos emplear la función disponible debajo del Submenú de Idiomas. El Menú de Herramientas también incluye una barra para la Colaboración Online y un Espacio de Trabajo Compartido. Tampoco Writer incorpora una macro adicional que conecta con Wikipedia ni un portapapeles múltiple como Word.

Las herramientas propias de Writer incluyen Asistentes (Wizards) para automatizar la ayuda para los idiomas adicionales y también para descargar e instalar fuentes libres. Sin embargo, su característica particular más notable es la exportación de archivos en formato PDF.

En esta ocasión tampoco podemos decantarnos por uno u otro, dado que cada cual incorpora características propias de marcada utilidad.

Conclusión

Writer consigue la mayoría de sus victorias en los apartados referentes a la creación y el mantenimiento de los documentos más largos.

De todos modos, no podemos decir que Writer sea un programa perfecto. Su interfaz es algo inconsistente y que suele cambiar en las diferentes versiones, incluso es algo diferente para los distintos sistemas operativos, sin que ello represente un grave problema. También carece, como ya hemos dicho, de algunas características propias de Word. Y en la versión 2.0, precisamente el intento de imitar estas características de Word hace que se oculten varias características propias y muy útiles de Writer.

Sin embargo y a pesar de estas carencias, Writer de Openoffice.org no solamente es tan bueno como Word de Microsoft, sino que a menudo es superior sobretodo en términos de estilos y de estabilidad de los documentos. Eso sin hablar del precio de uno y de otro.

El OpenOffice de Sun Microsystems ya no es sólo una alternativa al Office de Microsoft, sino que en la mayoría de sus características es definitivamente mejor. Además, realmente quien gana es el usuario que tiene mayor libertad de elección ante dos suites ofimáticas que funcionan realmente.